La FiesTETA

11,15 

Cuando era un bebé, Noah mamaba muy a menudo, y cuando lo hacía una nubecita la seguía. Era la nube del bienestar, ¡porque en la teta se estaba tan bien! Noah creció y aquella nubecita la abrazaba en otros momentos, no solo cuando mamaba. Un día, su madre sintió que había llegado el momento de dejar la teta.

Y para celebrarlo, prepararon la gran fiesTETA.

Categorías: , Etiqueta:

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La FiesTETA”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.