Tu tienes la culpa de todo

9,05 

La ardilla Saltarina vivía en un nido hecho con ramas y trozos de tela que sus padres habían recogido por aquí y por allá. Cuando sus padres se fueron, la dejaron con su hermana Brincapinos que, al ser mayor, podía cuidarla bien. Pero Saltarina era muy desagradable con ella.

En la colección Cuentos para sentir encontrarás un montón de títulos para enseñar a los más pequeños a comprender y gestionar sus emociones y estimular su creatividad. Sus protagonistas a veces sienten miedo, tristeza o celos… ¡pero siempre sacan conclusiones positivas y aprenden algo nuevo!

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Tu tienes la culpa de todo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te recomendamos…